sábado, 19 de noviembre de 2011

Purgatorio. Índice de criaturas. Escribano del Códice

Escribano
Los Escribanos son, junto a las Tejedoras, los seres más antiguos creados por los Cógnidos en el interior de Purgatorio. Y surgieron de la Membrana con la única misión de registrar cada uno de los actos ocurridos bajo la Bóveda en el Códice Índex; libro que recoge todo lo ocurrido en este oscuro mundo desde su aparición.

Físicamente, los Escribanos del Códice son seres híbridos de aspecto humanoide cuyo torso desemboca en varios apéndices tentaculares utilizados para desplazarse. Son solitarios y silenciosos y aunque tienen una vista y oído muy desarrollados, son mudos y no pueden emitir sonido alguno. Tienen una naturaleza desconfiada y solo sirven a los intereses de Purgatorio por lo que es imposible que ningún Consciente pueda obtener nada de ellos.

Estos seres no poseen aptitudes de combate ni disponen de habilidades defensivas. Por esa razón se encuentran indefensos ante los ataques de sus adversarios. Debido a ello cada Escribano se hace acompañar de un inmenso Bo-Ghar que mantiene oculto en las cercanías del lugar donde realiza sus actividades hasta que aparece algún enemigo. Momento en que la monstruosa criatura abandona su letargo y se lanza contra el agresor con la única intención de atraparlo entre sus temibles fauces y devorarlo.

Debido a la especial naturaleza del Escribano y la íntima relación entre su esencia y la Membrana, cada uno de ellos tiene un completo y exacto conocimiento de todos y cada uno de los hechos ocurridos en su parte del oscuro mundo de Purgatorio. Por lo que se encuentran permanentemente ocupados transcribiendo cada acto en las páginas del Códice Índex que le han sido otorgadas.

El hecho de que cada Escribano posea una porción de tan legendaria Quimera ha llevado a más de un Consciente temerario a rastrear sus ubicaciones, perseguir sus desplazamientos y atacar sus guaridas, en el intento de apoderarse de las citadas páginas.

Nunca hay más de dos Escribanos del Códice en la misma zona y si alguno sucumbe, otro es enviado al instante hasta algún punto cercano para ocupar su lugar. Los Escribanos no establecen ningún tipo de agrupamiento social ni forman comunidades gregarias. En su credo solo existe el deber del cumplimiento de la misión para la que fueron creados, por lo que aunque su existencia corra extremo peligro jamás abandonarán dicha tarea y solo la interrumpirán al sucumbir ante el enemigo.

Escribanoenacción
“Un Escribano en plena faena mientras su mascota
(¡ese peazo de Bo-Ghar a su espalda!)
 permanece vigilante y a la espera”


Un saludo.


PD: El modelo del Escribano del Códice lo construí con Poser Pro 2012 y el escenario con 3DS Max 2012. Conseguir el resultado final llevó ¡muuuuchas! horas en pruebas de renderizado. ¡Cómo envidio a los ilustradores de verdad!

Reacciones:

4 comentarios:

  1. Muy evocador. Y una renderizacion excelente. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Wachi, ahora solo falta que la siguiente imagen salga igual de buena. ;)

    ResponderEliminar
  3. Pregunta, ¿qué tan tocho es el Bo-Ghar en relación a un grupo de PJs?
    Nota: me hago a la idea de que, dado lo que protegen, deben de ser temibles, pero pido una estimación aproximada.

    ResponderEliminar
  4. Hola, dormin, te indico.

    La capacidad ofensiva de un Bo-Ghar depende de su antigüedad (en términos de eones hablar de edad se queda corto). Esta viene dada por el número de tentáculos que la bestia posea y su longitud. Así un Bo-Ghar con 3 apéndices podría considerarse relativamente joven, uno con 5 sería veterano en mil cacerías y aquellos que alcanzan más de 6 son considerados legendarios. A ello has de sumar los metros que cada tentáculo posea y si estos superan los cuatro metros ya estamos hablando de palabras mayores.

    Para que te hagas una idea comparativa podríamos establecer la siguiente regla tomando como estándar grupos de 4 o 5 personajes:

    Un grupo de PJs inexpertos o poco batallados (Niveles 1 y 2) apenas tendrían algo que hacer con un Bo-Ghar de 3 tentáculos de 4 metros antes de caer fulminados.

    Otro habituado al combate (Niveles 3 y 4) podría vencerlo con cierta dificultad aunque alguno de los PJ podría salir muy mal parado.

    Grupos de PJs con mucha experiencia y versados en el uso de habilidades paranormales (Niveles 5 y 6) podrían llegar a enfrentarse con criaturas con 4 o 5 apéndices tentaculares de hasta 5 o 6 metros y, con suerte, podrían vencerlas.

    Los más fieros Bo-Ghar de 6 tentáculos o más (existen leyendas de bestias que llegan a 7) con longitudes que alcanza hasta los 10 metros solo pueden ser enfrentadas por PJs épicos (Niveles 7 y 8).

    Como ves son lindas mascotas que pueden ser sacadas de paseo con un sencillo collar. ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar